SIEMPRE LOS MISMOS PROBLEMAS...

...para abrir la puta lata de cerveza.
Cuando no necesito una moneda, necesito una llave; si no, no me queda más remedio que pedir (muy a mi pesar...soy un tozudo de nacimiento, como buen aragonés) que me la abran.
Bien se vale que en la tele están echando un buen partido de fútbol.
Y es que, cuando el fútbol está presente, estos problemas son menos problemas.
Y que bien sabe. Ese amargor tan 'dulce' el de mi cerveza fresca de la nevera. Hoy es una Heifer, robada a mi compañero de piso. Él me deja robárselas y no le hago desprecio...
Una -nada más- para empezar con buen pie el fin de semana, pero no más entre semana, que muchas son 'malas'.
Aunque no tan malas como el malestar que me provoca el gol que le acaban de marcar a Valdés...
Menos mal que este año estamos fuertes. Ya se verá.

Aquí lo contaremos Casi Todo.
Bienvenidos a CTf,
Soy Pablo Orleans y éste es mi blog.

martes, 2 de diciembre de 2008

DE MALETINES, JUGADORES Y EQUIPOS EN APUROS...

Hoy, los periódicos hablan de diferentes temas.
Uno, la elección de Cristiano Ronaldo como nuevo Balón de Oro. Esto ya estaba claro hace mucho, pero que mucho tiempo... Enhorabuena al portugués...


Otro tema que aborda la prensa de hoy, sobre todo la madrileña, es la inminente llegada (según ambos diarios) del nuevo Salvador del club blanco: Huntelaar, Jan Huntelaar.
También se habla de la jornada liguera (jornada 13), del gran Barça, del penoso Madrid, del gran papel del Valladolid, del necesitado respiro del Athletic,... o del difícil momento del Espanyol y la destitución de su entrenador con nombre de periodista de cómic y su recién suplidor, Mané.
Algunos hablan sobre el Atleti y su 'particular guerra' con la UEFA de la que el club colchonero ya ha pasado.
Otros echan mierda sobre el Barça, supongo que con la intención de desestabilizar de un modo un tanto ruin la buena armonía que reina en el seno culé...

Y ahora se habla también, aunque atípico en estas fechas, de maletines.
Recién salida a la luz la noticia de los supuestos maletines 'de plata' que recibió un equipo azulón e insular la temporada pasada para perder, supuestamente, contra un equipo andaluz, que dirige un ex madridista repeinado y joven, se ha vuelto a reabrir el tema.
Típicos de finales de temporada, los maletines, maletas o maletones de plata, oro o miles de euros son un rumor constante y, según mi opinión una realidad del mundo del fútbol, en el que los peces gordos, los grandes clubes, los ricos de la categoría, etc., se aprovechan de su alto poder adquisitivo para mejorar su situación de diversidad de maneras.
Con esto no quiero entrar en si el Málaga y sus dirigentes son o no culpables ni tampoco en si los jugadores del Tenerife (de la temporada pasada) son o no profesionales, ya que hasta que no se aclare toda esta agua turbia, no se puede valorar nada.


Pero sí quiero hablar de maletines en general.
En todos los finales ligueros se oyen campanas. Nunca los hemos visto, pero sabemos que están allí. Como un alma en pena, los cajones móviles llenos de billetes no sólo existen en las películas o en la imaginación de periodistas sin ideas. Que están allí es cierto, pero cómo y cuándo se usan es otra cosa.
Yo los apoyo. Los apoyo cuando se usan para incentivar a un equipo en la victoria con un rival directo.
Por ejemplo:
Cuando el club B (un club grande que se juega el primer puesto) paga al club S (equipo de mitad de tabla salvado y sin opciones de nada) para que éste gane al club M (que también se juega el primer puesto), que es rival directo del nombrado club B, es bueno. Bueno primero para el club B que, si consigue que el club S gane al club M, obtiene un beneficio en la clasificación, por ejemplo, ganando la Liga. También es beneficioso para el club S que, sin jugarse nada, puede obtener unos beneficios económicos gracias a tres puntos y una victoria trabajada. También es bueno y beneficioso para el espectáculo ya que, al incentivar el club B al S, éste va a dejarse la piel en el campo para conseguir ese plus y el nivel del partido contra el club M va a ser mucho mejor.

Ahora, cuando los maletines se utilizan con otro sentido, no los apoyo.
Cogiendo el mismo ejemplo:
El club M (que se juega el liderato con el club B) manda unos maletines cargados de billetesde 500, esos billetes morados(?) o fucsias(?) que son tan difíciles de ver (mi desconocimiento del color lo afirma...), al club S (ese club que ya no se juega nada) y se deja perder para beneficiar al club M, ese que le ha pagado con tanto billete 'grande', me parece repugnante ya que eso no beneficia a nadie.
El fútbol es un engaño en estas ocasiones. Los aficionados son timados, vilmente engañados por su propio club, que tiene el partido perdido antes del pitido inicial.

No me gusta pero existe. Por el bien del fútbol no tendría que pasar, pero a veces, existen personas a las que el fútbol les importa una mierda. Hay personas a las que el poder y el dinero les importa más que un deporte que mueve masas y que es lo que es por lo que ha sido y no por lo que puede llegar a ser si esto sigue así.

Imágenes: Memorias de un atlético desencantado
As.com

1 comentario:

Andrés Pérez dijo...

Los maletines son un cáncer latente en el fútbol mundial. ¿Acaso alguien cree que el Moggi-Gate se ciñe tan sólo a Italia? Ni de broma. El fútbol español no está exento precisamente de mafiosos, al contrario, ,los hay a raudales y ostentando cargos importantísimos en los clubes. Tiendo a sospechar y lo de Jesuli no es más que la punta del iceberg, una pequeña muestra de todo lo que hay debajo del mar y de lo que no interesa hablar, no interesa que se descubra.

¿Lorenzo Sanz, maletines y fútbol? Blanco y en botella. Si Jesuli se confesó a Badiola fue por algo y no me creo ahora su rectificación forzada, tan obvia y mentirosa que dan ganas de reírse. Lo triste es lo dicho, que a nadie le interesa investigar. Una cosa es pagar a un equipo para que rinda al máximo, lo cual como dices aumenta la competitividad y otra muy distinta es venderse al mejor postor para dejarse perder. Será casualidad que el Tenerife jugara de manera tan relajada. Será casualidad que Juanma, el acusado por Badiola, cometiera un penalty fragrante a la postre decisivo.

Queda mucho por descubrir, queda mucho por leer y mucho por lo que sorprenderse. Quedaría, digo más. Porque Comeptición no piensa actuar de oficio. Claro, no interesa saber que el fútbol en determinados casos puede llegar a ser una mentira. No interesa que las vergüenzas del fútbol español salgan a la luz, no interesa ser Italia 2.

Un abrazp!