SIEMPRE LOS MISMOS PROBLEMAS...

...para abrir la puta lata de cerveza.
Cuando no necesito una moneda, necesito una llave; si no, no me queda más remedio que pedir (muy a mi pesar...soy un tozudo de nacimiento, como buen aragonés) que me la abran.
Bien se vale que en la tele están echando un buen partido de fútbol.
Y es que, cuando el fútbol está presente, estos problemas son menos problemas.
Y que bien sabe. Ese amargor tan 'dulce' el de mi cerveza fresca de la nevera. Hoy es una Heifer, robada a mi compañero de piso. Él me deja robárselas y no le hago desprecio...
Una -nada más- para empezar con buen pie el fin de semana, pero no más entre semana, que muchas son 'malas'.
Aunque no tan malas como el malestar que me provoca el gol que le acaban de marcar a Valdés...
Menos mal que este año estamos fuertes. Ya se verá.

Aquí lo contaremos Casi Todo.
Bienvenidos a CTf,
Soy Pablo Orleans y éste es mi blog.

jueves, 14 de mayo de 2009

25 COPAS DE MÁS | HISTORIA DE UNA NOCHE DE BORRACHERA

Ayer me emborraché...pero hoy no tengo resaca. Comencé a beber a eso de las 21.30 horas (hora local) y la cerveza entraba bastante bien por mi garganta. Me senté frente al televisor y allí estuve, bebiendo y bebiendo hasta las 22.09 horas cuando una arcada me devolvió al mundo real, al de los sobrios que saben por donde andan, a la persona que era yo antes de las 21.30 horas, al que decía que la borrachera se podía torcer. Se torció. Estuve 23 minutos, es decir hasta las 22.32 horas, 'amorrado' en el baño, viendo como la borrachera me dominaba a mí y no yo a ella, como tenía previsto. Viendo como mi estómago no me respondía como me había respondido en otras muchas borracheras, la desolación era bastante profunda.
Pero de repente, y viniendo desde abajo, una especie de furia rara, como venida del África negra hizo que, en ese minuto 32 de las diez de la noche, me levantara de mi embriaguez, de mi agonizante estancia de 23 minutos en el baño y pudiese reincorporarme como individuo zulú para seguir bebiendo, esta vez, con el cuerpo bastante mejor que entonces.
Seguí bebiendo y a eso de las 22.45 horas (hora local), decidí levantarme para echarle algo sólido al cuerpo. Salchichas de Frankfurt rojas y caseras de la facultad de Veterinaria de Zaragoza (hay que ver en qué emplean el tiempo en algunas facultades...). Debió sentarme bien, porque a eso de las 23.10 horas (hora local) comenzó a subirme a la cabeza el efecto de tanta cerveza. Esta vez no hubo arcadas ni vómitos. Esta vez, la borrachera era feliz, pues como un rápido argentino me levanté del sillón y me dirigí sorteando las sillas del salón hacia el baño a orinar. A pesar de la borrachera (que ya era de cubatas...) acerté con la luz y con el agujero del retrete. Ni una sola gota por fuera, todo entró y a celebrarlo. Mi borrachera iba viento en popa.
Salí del baño y me volví a sentar en el hueco que había dejado en el sillón, todavía caliente.
Casi no tuve tiempo de sentarme, cuando a eso de las 23.12 horas (hora local) lancé el vaso de cubata vacío a la papelera y, rebotando en el respaldo de la silla entró con una auténtica carambola. Yo, borracho y medio, lo celebré como lo celebra una familia catalana numerosísima cuando el hijo pródigo llega después de un tiempo y lo ve disfrutar en el jardín de la casa.
El éxtasis, debido a la cantidad de alcohol en sangre en mi cuerpo, siguió un curso ascendente, que se vio ejemplificado cuando a las 23.29 horas (hora local aproximada) conseguí beberme el último cubata de trago, completando una noche de borrachera increíble que ni yo mismo imaginaba.

Después, un tiempo de disfrute, unos minutos de gloria -aprovechando al máximo mi borrachera (sin duda la mejor del año hasta el momento)- y a dormir. Me fui a la cama bastante ebrio, con una borrachera bastante importante, pensando en la resaca de hoy.
Esta mañana como si nada. Nada de resaca ni el mejor recuerdo para una borrachera increíble. Será porque me estoy acostumbrando a emborracharme.

GRACIAS BARÇA.


CURIOSIDADES DE LA PREVIA



Imagen: As.com

9 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

¡¡SÍ, SÍ, SÍ LA COPA YA ESTÁ AQUÍ!!

Sergio dijo...

Ya somos Campeones!!!! Partidazo cule, recuperandose del jarro de agua fria del gol de Toquero, y haciendo un futbol espectacular!!

Un abrazo desde El Banquillo Visitante

Sílvia dijo...

Hola!
"Borrachera" de fútbol. El Barça gana con maestría.
Ya tenemos el primer título!
saludos
sílvia

Pablo Orleans dijo...

@ Gabriela: El primero de los tres que podemos conseguir. Con un pococ de suerte conseguimos el trébol.

@ Sergio: La recuperación fue genial, la actitud del equipo estupenda y el fútbol desplegado, como siempre, inigualable e imparable. Una plantilla genial que ha traído el primero de los muchos títulos que van a venir.

@ Sílvia: Espero no despertar de esta borrachera, no volver a estar sobrio futbolísticamente hablando. El maestro se llama Don Josep. Él es el verdadero artífice de esta campaña de ensueño.

Saludos!!

Andrés Pérez dijo...

Crónica bizarra donde las haya. Magnífico Barça y magnífico su juego, sobran las palabras puesto que nada sería novedoso. Por cierto, ¿debemos estar absolutamente seguros de que lo que nos narras es una metáfora y no un hecho real? Ay amigo mío, lo que tiene vivir solo. La felicidad así se construye.

Un abrazo Pablo!

No, gracia a vo´ dijo...

Con este equipo se emborracha cualquiera!!!!!!

Pablo Orleans dijo...

@ Andrés:
Si fue real o simplemente una idea diferente para escribir lo que todo el mundo vio quedará en la incógnita. Te puedo asegurar que la vida solitaria, lejos de padres -entre semanalmente- (que no emancipada), normas y controles es distinta, ni mejor ni peor. Tiene sus pros y sus contras porque, a pesar del cierto control lógico que pueden ejercer unos padres sobre su hijo...tener la comida en el plato, la cama hecha y la casa limpia todos los días de la semana es un lujo que se hecha de menos lejos del nido natal.

@ Migue:
Espero que me queden muchas borracheras más y que ésta sólo sea la primera.

Saludos!!

Pablo Orleans dijo...

Hecha sin 'h', con lo que quedaría echa, de echar, no de hacer.

"...es un lujo que se hecha de menos..."

Perdón por el error.

Orly dijo...

Yo creo que la borrachera fue una mezla entre real y metafórica. Lo que no llenó el alcohol, lo acabaría haciendo el fútbol o/y viceversa. Força Barça... dos días tarde, ya que me pilla en Fraga, cerca de la frontera regional del equipo de tus amores... Aquí estará mi morada hasta el domingo, y aquí entre una mezcla de "chapurriaú" y castellano, probablemente celebraré el segundo título del Barça.