SIEMPRE LOS MISMOS PROBLEMAS...

...para abrir la puta lata de cerveza.
Cuando no necesito una moneda, necesito una llave; si no, no me queda más remedio que pedir (muy a mi pesar...soy un tozudo de nacimiento, como buen aragonés) que me la abran.
Bien se vale que en la tele están echando un buen partido de fútbol.
Y es que, cuando el fútbol está presente, estos problemas son menos problemas.
Y que bien sabe. Ese amargor tan 'dulce' el de mi cerveza fresca de la nevera. Hoy es una Heifer, robada a mi compañero de piso. Él me deja robárselas y no le hago desprecio...
Una -nada más- para empezar con buen pie el fin de semana, pero no más entre semana, que muchas son 'malas'.
Aunque no tan malas como el malestar que me provoca el gol que le acaban de marcar a Valdés...
Menos mal que este año estamos fuertes. Ya se verá.

Aquí lo contaremos Casi Todo.
Bienvenidos a CTf,
Soy Pablo Orleans y éste es mi blog.

lunes, 12 de enero de 2009

CUANDO EL REY GANA OTRA BATALLA


El domingo 11 de enero de 2009, en Pamplona, una batalla suponía más que una victoria y una derrota, más que tres puntos o ninguno, más que un cambio histórico o no. La hora de la batalla era a las nueve de la noche y la luna llena intentaba hacerse un hueco en el cielo pamplonés. Entre la niebla, 22 guerreros esperaban la contienda. Unos, 11 sedientos gladiadores de amarillo chillón acostumbrados a la victoria cerca y lejos de casa, se enfrentaban a los de rojo, los de la zona, los 11 de casa. Éstos, luchadores natos, llenos de garra y coraje siempre suponen una difícil prueba para sus contrincantes aún cuando las cosas les van mal.
Miles de personas acudieron al campo de batalla para animar a los de casa, pero el mejor guerrero de los forasteros calló de inmediato al agitado público asistente.
Con un slalon prodigioso, al alcance de muy pocos, el pequeño argentino Messi puso el miedo en el cuerpo. Los culés habían comenzado fuertes y son muy temidos en el mundo, más aún cuando sus engranajes funcionan a la perfección, como una auténtica máquina de guerra. Y el fin rojillo se presagiaba poco después. El galo del ejército culé, apodado 'Tití', mandó otra ofensiva contra la retaguardia navarra que supo contener no sin dificultades. Once minutos de lucha y el Barça apretando.
Pasaron los minutos y se sucedieron las ofensivas sin éxito en una y otra área, aunque más en la local. Pero cuando ambos contendientes esperaban ya el descanso para prepararse para un duro final, un gran ser (y mejor jugador) venido desde tierras lejanas, de un continente que en tiempos fue temido, de la denominada África negra, apareció para adelantar al bando catalán (pero con seguidores en todo el mundo) y minar -presumiblemente- la moral de un equipo rojillo que se hundía un poco más en los puestos calientes de la tabla.
De este modo se llegó al habitual descanso de quince minutos en el que los guerreros saciaron su sed y en el que algunos renovaron su sed, esta vez de venganza.
Con estas ganas de vengarse saltó al campo de batalla (llamado en esta ciudad Reyno de Navarra pero conocido comúnmente -hasta Pep se sigue confundiendo aunque rectifique...- como El Sadar) un Osasuna activo, duro en sus entradas (casi comprendo que la única manera de parar a los culés sea mediante 'hostias al tuntún') y con más ganas que un Barça desorientado y fuera de juego, no sé si por la densa niebla que también nubló sus mentes o por el frío -que tampoco era tanto...- que paralizó sus articulaciones.
Algo pasó en este equipo temido e 'invencible' (hoy por hoy está muy bien, pero quien dice eso no tiene ni idea de fútbol, ya que gracias a que nadie es invencible, el fútbol es el mejor deporte del mundo...) que hizo resurgir a un equipo mermado pero que reaccionó ante la empanada de los de Guardiola y se aprovechó de la situación en tan sólo diez minutos en los que dio la vuelta a un partido que habían merecido (simplemente por ganas) empatar e incluso ganar. Primero Flaño, de gran testarazo tras un córner y después Pandiani en el 72, de remate con el pie tras pase raso desde la banda, adelantaron al colista que se enfrentó ante el grande de la categoria.
El orgullo del ejército amarillo chillón quedó tocado y fue a raíz de ese golpe cuando volvió a despertar y a atacar todos los flancos navarros.
Así llegó el empate. En una jugada del brasileño Alves por la derecha, que pasó por abajo a Xavi, éste batió al portero local Roberto y puso el 2-2 en el electrónico del Reyno de Navarra.
Fue en esta jugada donde Xavi recibe una durísima entrada de Flaño que debía haber sido expulsado a pesar del gol visitante.
Un jugador no puede entrar de esa manera, y por mucho que esa jugada coincida con un gol, el árbitro no puede mirar hacia otro lado y no darle la más mínima importancia.
Pero el conjunto de Josep Guardiola no se conformaba con el empate y seguía buscando el gol. Fue el mismo guerrero que comenzó las ofensivas quien las acabó. Un zapatazo, un latigazo típico del astro argentino cambió el curso de la batalla. 2-3 y el Barça a doce puntos de su inmediato perseguidor. Por su parte, la defensa numantina de los valientes guerreros navarros les deja con el físico tocado (último a 4 puntos de la salvación) pero con la moral alta al haber sido capaces de poner en apuros al todopoderoso F.C. Barcelona, el ejército de estrellas que trabajan y de trabajdores supremos que saben hacer su trabajo casi a la perfección, hasta que alguien mejor les bajedesde el cielo y canten como dijo una vez Fito: "...Me he elevado por el suelo y me he arrastrado por el barro...". Que Pep haga lo imposible para que no ocurra y los culés nos acabemos llevando una gran decepción a final de temporada.

Imagen: Marca.com

5 comentarios:

Atléti1903 dijo...

Buenas,el Barcelona remontó un partido duro.Apareció Messi en los tres goles del Barcelona,y se llevaron los tres puntos,y apuntan a record,saludos!
www.atleti1903.blogspot.com

Dani Arias dijo...

Ola amigo ajustado partido el del barça y buen post na os invito a venir a mi nuevo blog onde ago 1a comparativa sobre messi y robben a ver qe os parece
http://fuboleros.blogspot.com/

Jose Luis dijo...

para mi Messi es el mejor sin ninguna duda, cuando el partido se pone tosco y el barcelona no sabe que hacer, aparece el y lo dificil lo hace facil, se le nota en el rostra que disfruta con el fútbol, espero que no se estropee con el dinero.
te invito a pasarte por http://athleticmonzonyredolada.blogspot.com y si quieres nos enlazamos
un saludo

Nicolás dijo...

Por supuesto que nadie es invencible, pero lo que yo quise expresar en mi post es que a este nivel, el Barcelona me da esa sensacion. Este sule pasar con los grandes equipos. Claro que despues puede pasar cualquier cosa.

Buenas palabras, el equipo va camino al record.
Un saludo Pablo!

www.dalepelota.blogspot.com

Pablo Orleans dijo...

@ Atleti1903:
Messi es un genio y estuvo activo en todo el partido, excepto en los primeros veinte minutos de la segunda mitad, donde el Barça estuvo bastante ausente en general. La presencia del astro argentino asegura espectáculo y, lo que es más importante para el Barça, verticalidad, rapidez y efectividad...¿Qué más se puede pedir?

@ Dani Arias:
Partido ajustado en campo difícil, pero resuelto, que es lo importante.
Te leo.

@ Jose Luis:
Eso es lo que diferencia a los buenos jugadores de los mejores jugadores. Hacer lo difícil fácil y disfrutar con ello es lo que caracteriza a este tipo de jugadores. Otro tema es el económico, aunque creo que más se estropean los jugadores de su país vecino (del de Messi, es decir, Brasil) por este tema, quizás por las duras condiciones de vida en las que les ha tocado vivir -a muchos de ellos- su infancia.
Te leo y enlazo!

@ Nico:
No intenté una crítica destructiva, ni nada por el estilo, lo que pasa es que no creo que se pueda hablar de invencibles en un mundo de mortales. El Barça está muy fuerte sí, y como te comenté, yo disfruto mucho -debido a mi afición al Barça desde que nací- del buen fútbol desplegado por los de Guardiola, pero de ahí a que se puedan llamar invencibles...
Creo que está habiendo una oleada de positivismo (demasiado, y no quiero poner tu post como ejemplo) que si se diese el caso de una catástrofe y el Barça no ganase ningún título...¿Qué pasaría? La afición es la que más debe tener los pies en el suelo, ya que puede ser la que despiste a los jugadores y se pueda llegar a esta situación catastrófica para el Barça.
Un ejemplo de esto, aunque salvando las distancias, fue el de Guerrero. Prometedor futbolista que se quedó en eso, en parte a las nubes que se le pusieron en la cabeza y por no saber mantener los pies en el suelo y la cabeza fría.

Un saludo y...
Gracias a todos por comentar!!