SIEMPRE LOS MISMOS PROBLEMAS...

...para abrir la puta lata de cerveza.
Cuando no necesito una moneda, necesito una llave; si no, no me queda más remedio que pedir (muy a mi pesar...soy un tozudo de nacimiento, como buen aragonés) que me la abran.
Bien se vale que en la tele están echando un buen partido de fútbol.
Y es que, cuando el fútbol está presente, estos problemas son menos problemas.
Y que bien sabe. Ese amargor tan 'dulce' el de mi cerveza fresca de la nevera. Hoy es una Heifer, robada a mi compañero de piso. Él me deja robárselas y no le hago desprecio...
Una -nada más- para empezar con buen pie el fin de semana, pero no más entre semana, que muchas son 'malas'.
Aunque no tan malas como el malestar que me provoca el gol que le acaban de marcar a Valdés...
Menos mal que este año estamos fuertes. Ya se verá.

Aquí lo contaremos Casi Todo.
Bienvenidos a CTf,
Soy Pablo Orleans y éste es mi blog.

lunes, 30 de marzo de 2009

COMO DUELE, JOAN


Culé de nacimiento, defiendo al Barça en el 99,9% de las veces en las que lo tengo que defender. Pero hay un 0,1% en las que me tengo que morder la lengua y aceptar todas las críticas que escucho y que van referidas al club y los colores con los que he crecido. Y es que, cuando se refiere al pensamiento y la ideología del presidente del mejor club del mundo, se me cae la cara de vergüenza.
Me parece muy bien que Joan Laporta sea nacionalista. Me parece muy bien que mucha gente lo sea. También me parece bien que se involucre en la causa que le interesa. Lo que no me gusta nada es que para ello meta, en muchas ocasiones, el deporte y lo que es peor aún, al Fútbol Club Barcelona. Por mucho que el Barça sea catalán somos muchísimos los seguidores culés que, sin ser catalanes, amamos ese club igual o más que muchos de la propia Cataluña. Con esto no quiero comenzar una 'guerra de Comunidades' ni una antipatía de una zona por otra, no. Tampoco han salido ningunas declaraciones del máximo dirigente culé que, por cierto, en lo deportivo le ha hecho mucho bien al Barça.
Pero ahora, con el partido que hizo la selección española el pasado sábado, me vino a la mente Joan Laporta, en su salón, sentado en su sillón y viendo la selección. Quizá no vio el partido, pero yo me lo imaginé, pensé y disfruté.

¿Por qué disfruté?
Muy sencillo. Cuando te has estado mordiendo la lengua durante tanto tiempo cuando tus amigos -merengues, zaragocistas, neo-oscenses...- criticaban, con razón, muchas actuaciones deportivo-políticas del presidente Laporta; cuando escuchabas muchas declaraciones en las que tú, por ser de otra zona que no es Cataluña, te sentías en cierto modo despreciado por el presidente del club de tu vida; cuando has tenido que aguantar tanto en tan poco tiempo, el simple gol de un catalán con la camiseta de España, disfrutando y en el campo del rival (de mi rival de toda la vida), quieras que no, hace que disfrutes por esa persona que, aunque en lo deportivo lo ha hecho muy bien a mi juicio, en lo político ha mezclado en demasiadas ocasiones el fútbol con su ideología personal, sin mirar a los cientos de miles de seguidores que, sin ser catalanes, disfrutamos con nuestro Barça del mismo modo que lo hace él.

Entonces, tras el gol de la victoria del catalán Piqué con la camiseta roja de la selección, en campo rival -el sábado campo de todos- y viéndole disfrutar tanto con ese gol como lo haría si lo marcase con el Barça, me hizo pensar inmediatamente en 'el presi' culé y lo mal que lo estaría pasando en su sillón, retorciéndose de 'dolor' y pasándolo mal frente al televisor. El sábado me acordé del señor Laporta. Por las veces que él no se ha acordado de mí y de muchos otros que no somos ni pensamos como él.

Imagen: As.com

6 comentarios:

Orly dijo...

No fuíste tú el único que lo pensó. Yo, mirando a tu padre (y el mío), tras ver celebrar el gol a Piqué, y la repetición de la falta, que lanzó Xavi, a cámara lenta, viéndo cómo cambiaba su semblante de la seriedad habitual a la más espontánea de las sonrisas, pensé en el "supuesto" cabreo monumental de Laporta. Tu tía (y la mía), preguntó el porqué de ese supuesto cabreo. Les expliqué los motivos y una de sus múltiples salidas de tono deportivo, al mezclar deporte y política (la famosa de Viva el Barça y viva Cataluña Libre). Me acordé, me regocijé y me alegré de que Xavi y Piqué disfrutasen como españoles, marcando y ganando con su selección, la española. Y me alegré, también, del supuesto enfado al que tú haces mención, de Laporta. Visca el Barça, Viva España, y el deporte como deporte.

Gabriela Miranda dijo...

Mira, este sábado me paso una cosa similar. Mi padre (es merengon) salto del sillón, grito como el que más el gol de Piqué y yo me alegre.

Esta España ha hecho que TODOS nos unieramos. Eso hay que agradecerlo.

Por otra parte estoy de acuerdo que NO HAY QUE MEZCLAR POLITICA Y FUTBOL.

Saludos.

Sílvia dijo...

Hola!
Tema espinoso.
Dudo mucho que a Laporta le sentara mal el gol de Gerard. Cuando se le fichó (o mejor dicho, se le recuperó) ya había sido convocado en categorías inferiores.
Coincido en la conveniencia de no mezclar política y deporte, pero incluyendo TODAS las ideologías y sentimientos. Laporta no debería "usar" al Barça para expresar su ideología pero muchos lo hacen en sentido contrario y no se les critica. La tolerancia es la base de cualquier democracia.
Saludos. Hasta otra.

josé sellés dijo...

hola Pablo,bueno, así son las cosas, cada uno defiendo lo suyo ¿no?
Saludos desde
futbol-chicks.blogspot.com

Pablo Orleans dijo...

@ Orly:
Ya imagino que mucha gente lo pensó (incluidos vosotros). Por eso quise plasmarlo, porque me revienta que el presidente del club que sigo desde que tengo uso de razón haga según que cosas y mezcle temas que deberían ser completamente diferentes, más en una persona con el cargo que ocupa.

@ Gabriela:
Hay que saber diferenciar entre la Selección y los clubes. A mí, el gol que más me ha emocionado (o uno de los que más) lo marcó un bético que venía de la cantera blanca y que se llamaba Alfonso Pérez. Fue en la Eurocopa de Bélgica y Holanda 2000 con la selección española.
Hay que saber diferenciar y no mezclar.

@ Sílvia:
Todas las ideologías que se mezclen con el deporte son odiosas, lo que no le quita hierro a Laporta. Él es el que más salidas de tono ha tenido en este aspecto últimamente y a mí no me gusta.

@ José:
Sí, así son las cosas, pero si nos tuviésemos que conformar con aceptarlo porque las cosas son así...
Si Laporta defiende lo suyo me parece estupendo, pero que no utilice la posición que ocupa para llevarlo a cabo.

Saludos a tod@s!!!

davidalonso dijo...

Hola amigo como estas?

Un saludo amigo,mi correo para charlar a futbol es diegocapel93@hotmail.es

Vote y Comente mi blog xfavor!!

www.sevillafcelmejor.blogspot.com