SIEMPRE LOS MISMOS PROBLEMAS...

...para abrir la puta lata de cerveza.
Cuando no necesito una moneda, necesito una llave; si no, no me queda más remedio que pedir (muy a mi pesar...soy un tozudo de nacimiento, como buen aragonés) que me la abran.
Bien se vale que en la tele están echando un buen partido de fútbol.
Y es que, cuando el fútbol está presente, estos problemas son menos problemas.
Y que bien sabe. Ese amargor tan 'dulce' el de mi cerveza fresca de la nevera. Hoy es una Heifer, robada a mi compañero de piso. Él me deja robárselas y no le hago desprecio...
Una -nada más- para empezar con buen pie el fin de semana, pero no más entre semana, que muchas son 'malas'.
Aunque no tan malas como el malestar que me provoca el gol que le acaban de marcar a Valdés...
Menos mal que este año estamos fuertes. Ya se verá.

Aquí lo contaremos Casi Todo.
Bienvenidos a CTf,
Soy Pablo Orleans y éste es mi blog.

domingo, 22 de marzo de 2009

AMBIENTE DE FÚTBOL


Rafa Díaz | Hace apenas tres años, el estadio del Alcoraz acogía cada domingo su cita con el fútbol en medio de un clima de apoyo y seguimiento que, ciertamente, se encontraba bajo mínimos. Apenas 300 espectadores acudían al vetusto coliseo azulgrana para asistir a un encuentro de su equipo. En algunas tardes del duro invierno altoaragonés el ambiente, si es que se le podía llamar así, se tornaba desolador, terrorífico, kafkiano. Entonces, el sufrimiento y la mediocridad eran los principales argumentos futbolísticos que se esgrimían. Así, el Huesca lograba la permanencia en Segunda B en la temporada 2005/06 en una agónica promoción que se cerró en Canarias ante el Castillo, y lo hacía, aparte, con un gol de Sestelo, uno de los mayores impostores que han vestido la elástica oscense en los últimos tiempos (sin olvidar nombres de la talla del incomparable Ramón Pereira). Eran fechas para la penuria y la agonía deportiva y económica del Huesca, con Sola, Chamarro o Anquela en el banquillo, y con unas gradas semi vacías que parecían aguardar la estocada definitiva.

Y si la mirada se remonta unas pocas temporadas atrás, el panorama andaba bastante más oscuro, con el Huesca peleando por un “play off” de ascenso en Santa Isabel y jugando contra equipos aragoneses como el Monzalbarba o el Ebro, e incluso, al borde de un descenso a la Regional Preferente después del paso del ciclón Javier Tebas (increíble pero cierto, este señor es el vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional). “Papá, ¿jugaremos algún día en Segunda? Hijo mío es bueno que tengas tanta imaginación pero es un sueño imposible”. ¿Imposible? La verdad es que ni el más optimista de los ciudadanos de Huesca y su hermosa provincia hubieran apostado un solo euro por tal proeza. El club había tocado fondo y la quiebra económica y ese fantasma del descenso a Preferente merodeando por el graderío del Alcoraz…. esa oscuridad de la que les he hablado amenazaba con borrar de un plumazo toda la historia y el esfuerzo de grandes nombres que han hecho fuerte al Huesca.

Desde luego, el pasado inmediato del Huesca no ha sido para tirar cohetes, sin embargo, es justo agradecer a los Néstor Gavín, Ángel Lumbierres, Aurelio Malo, Tomás Félix, Jesús Viñuales, y tantos otros, que hayan logrado mantener viva la llama del “huesquismo” pese a lo que les cayó encima a muchos de ellos. ¿Por qué se lo agradezco? Porque han hecho posible que la nueva directiva, capitaneada por Lasaosa, Petón, Borraz, Ojeda, Fernando Sarasa, Losfablos, Bernardo Marco,… cogieran al enfermo a tiempo para convertirlo en una máquina arrolladora al compás de la enorme montaña de ilusión generada en la población de a pie. “Papá, ¿por qué en mi clase hay uno del Barcelona y otro del Madrid, pero si todos somos del Huesca, que es el mejor?” Sí, háganme caso, el discurso ha cambiado en el patio del colegio. Y créanme, por favor, es esa la semilla de la que tiene que alimentarse el crecimiento de este nuevo y ambicioso Huesca, que navega por aguas tranquilas en la complicada travesía de la Segunda División.

Como les comentaba justo antes, la lectura más positiva que se deduce es el calado que ha tenido el nuevo proyecto azulgrana entre su afición, otrora un público escaso y sosegado que, ahora mismo, se ha transformado en una animosa hinchada que prácticamente deja pequeño El Alcoraz cada encuentro de liga. El principal cambio es el ambiente con el que se presentan los aficionados para animar a los suyos. Pinturas de guerra, indumentarias completas, banderas, gritos….; en definitiva, mucha pasión en azul y grana que amenaza con desbordar y resquebrajar los viejos cimientos del estadio oscense. Sí, Huesca ha adquirido ya el típico ambiente de fútbol, la romería dominguera de café, copa y puro hacia el cerro de San Jorge. Amigos y amigas, hay ambiente de fiesta en torno a un equipo, a unos colores, y una sensación especial es la que se vive en cada compromiso de liga en tierras altoaragonesas. Si ustedes quieren comprobarlo, sólo tienen que pasearse por los aledaños del Alcoraz un ratito antes de que el colegiado de turno ponga en marcha la velada.

El objetivo está clarísimo: que la fiesta continúe. Y que sea en Segunda claro. Pues eso, lo dicho, que no decaiga.

¿Quieren participar, señores y señoras, del sueño del Huesca y de todos los oscenses (cuando digo todos es todos, desde Benasque a Berdún, desde Sallente a Fraga, desde Binéfar a Ayerbe)? Es fácil: cualquiera puede hacerse con una acción del Huesca por 150 euros. De este modo, y sólo así, con la unidad del Alto Aragón, se podrá evitar que algún Dimitri Piterman y sus secuaces metan sus pezuñas en la tarta y nos roben la bucólica realidad en la que habita actualmente el Huesca.



Agradecer a Rafa su colaboración en Casi Todo fútbol. Espero que no sea la única y tengamos la oportunidad de volver a leer posts tan buenos como este de un gran entendido del fútbol y la actualidad oscense. Si esta colaboración continua ya tiene nombre: bajo la cruz de San Jorge. Gracias de nuevo.

4 comentarios:

albert del Ramo dijo...

Que te ha parecido el partido del Valencia??

CONTESTAME EN MI BLOG.

A POR CIERTO MUY BUEN BLOG


SALUDOS

CALIGULA dijo...

Bien por Rafa!
Me gustó KAFKIANO!!!!

Andrés Pérez dijo...

No queda más que rendirse ante la evidencia de que en el Huesca, de un tiempo aquí, se han hecho las cosas de manera maravillosa. Aún recuerdo cuando el Huesca paseaba por los tristes campos de Regional Preferente, ante el Monzalbarba, el equipo de mi pueblo de dos mil habitantes.

Es conmovedor comprobar como poco a poco se construyen los sueños. Me alegro por el Huesca, por todos quienes le han seguido durante años hasta llegar a la ansiada División de Plata. Me alegro de corazón aunque bromeemos sobre ello tantas y tantas veces. Por unos cuantos años más en Segunda y, quien sabe, por un milagro en Primera.

PD: Por cierto que si bien el Huesca permanecerá un año más en Segunda con toda probabilidad no conviene confiarse. Casos no faltan. No hace falta recordar al Lorca, al Sevilla Atlético este año o al Celta que ascendió de nuevo tras el descenso el año de su Champions. Un año maravilloso, por encima de sus posibilidades, y al año siguiente, descenso. Esperemos que no suceda. El Huesca tiene recursos futbolísticos en el campo e intelectuales en la directiva suficientes como para que nadie pierda la cabeza.

Un abrazo!

Pablo Orleans dijo...

@ Andrés:
La ilusión ya está presente. De aquí en adelante, cuanto más, mejor. Ahora, hay que reconocer que el Huesca, por mucho que aguante y que quede en la mitad superior de la tabla, puede venir un mal año con numerosas bajas y jugadores menos motivados y llevarse el varapalo de volver a la Segunda B. Aún así, se está trabajando muy bien y creo y espero que este proyecto dure mucho, pero que mucho tiempo.

Siempre fieles, sin reblar.
Saludos!